12 mayo 2009

Terrame, de Lucía Garay


Terrame es la primera obra que Lucila Garay, salida de la cantera de Claudio Tolcachir, estrena en los roles simultáneos de dramaturga y directora. El título remite -ya se habrán imaginado- a un juego infantil de esos que vienen jugándose de tiempos inmemoriales y que yo conocía también como Terrome. La melodía suena sola: “terrome terrome tesín tesán terrome terrome te pum bajá”. Otros decían “terrame” y “sacá”. Cosas de chicos. Pero, como dice un personaje de Aira en Madre e hijo, “las diversiones infantiles tardan en perder la gracia”.

Por supuesto, el título no es casual, el juego es una de las constantes de la obra. Los personajes (Él y Ella, según el programa de mano; Lucía y Atahualpa, según lo que ellos dicen) pasan buena parte del tiempo jugando. Esto tiene una explicación más profunda que el simple carácter lúdico del teatro: Terrame es, sin lugar a dudas, teatro del absurdo. En el género, la extrañeza surge de un desajuste en la relación causa-efecto. Este descalabramiento de la lógica con la que estamos acostumbrados a pensar el mundo suele empezar por la herramienta que la expresa, esto es, el lenguaje. Pero, aunque como espectadores asistamos atónitos a esa ruptura, los personajes no parecen percibirla (no siempre al menos) y ese es otro de los rasgos genéricos: la presentación de un universo donde la lógica existe pero no la conocemos. Como en el juego.

Las actuaciones (a cargo de Leandro Iommi y Soledad Sauthier) trazan un interesante in crescendo. Comienzan (o quizá comenzaron en la función que vi) un poco frías, un poco fuera del timming de comedia que siempre ronda al absurdo, pero progresivamente van ganando en intensidad hasta terminar en un muy buen nivel.

El aspecto técnico (que -siempre digo lo mismo- me interesa mucho) es impecable. La música está elegida criteriosamente y va desde La vie en rose sonando en una cajita musical, hasta un Wagner de lo más extraño. La escenografía es buena, con una profusión de cajas de mudanza -anunciada ya desde el programa de mano- que no deja de citar oblicuamente a El Inquilino de Ionesco. Las luces merecen un párrafo aparte (aunque las deje en este mismo): la puesta de Omar Possemato es compleja, sutil, bien coloreada; muy linda, resumiendo. La operación, que presenta ciertas complicaciones, es impecable y no tuvimos que lamentar cambios a cuchilla desubicados ni fades a paso de tortuga.

No suelo contar detalles argumentales y no lo haré aquí, sobre todo porque algunos comprometerían la efectividad de ciertos chistes. Claro, Terrame es una obra muy graciosa, desopilante por momentos. Nada más lejos de mi intención que erosionar su potencial humorístico.

Para cerrar este comentario, quería celebrar la profesionalidad de la propuesta. Siempre es alentador que una primera obra se haga con prolijidad, trabajo y buenas intenciones. A Terrame no le falta nada de eso.

Pueden verla en Huella Teatro (Medrano 535) los sábados a las 21 hs.

7 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

Por suerte la oferta teatral es mucho mejor que la decepcionante feria del libro,

Gracias por las críticas monada

Saludos

Santiago dijo...

Depende... La feria puede no ser decepcionante si uno encuentra el stand de saldos del F.C.E el primer día de las jornadas profesionales y deja medio sueldo comprando una parva de cosas buenísimas a precios irrisorios.

Para el resto de los mortales, sí. La Feria es decepcionante.

Vacilos del alma de un bohemio dijo...

Amigo... O nos decís las cosas dos veces o nos ponemos celosos... Je je je...

Gracias...
Abrazos...
Saludos...

Dragon de Azucar dijo...

Si vi ese stand pero no encontré nada interesante, lo que a mi me servía no estba de oferta sino al doble (o triple) del año pasado.

Igual situación la de Siglo XXI que cobraba en dolares...

Saludos

Santiago dijo...

Ger: jajaja. Espero no repetir comentarios. No sea que empiece a pensar que tengo un alter ego.

Dragón: No, obvio, la feria es para gente que no compra libros durante el año.
En el stand del FCE había cosas muy buenas. La poesía completa de Huerta, ponele, a $3. O El libro, la imprenta, y el periodismo en América durante la dominación colonial, de Torre Revello, a $12. Pero eso voló en los primeros días: se lo llevaron todo los libreros.

Dragon de Azucar dijo...

Y cuando vas a ver a los libreros el libro que compraron a $12, te sale $36.

A mi, particularmente a mi, la feria del 2002 en adelante me parece cada vez más vacía.

Me es imposible de creer que en la feria editorial mas importante del país no puedas conseguir un libro editado en un lugar tan dejano como Rosario, material que cuspide o libreira santa fe no trae...

Y que en los stand dedicados a 'La patagonia' (así entre comillas como un ente indefinido y desconocido), se te quedaran mirando con cara de '¿Qué me estas preguntando?' cuando le preguntabas por algún autor en particular, pero como no escribe para el turismo es lógico que no lo conocieran.

Pero bueno, es la lógica del país, lo que vende vive lo que no depasaparece, como los dinosaurios.

Saludos y perdón por semejante divague.

陳珊妮sammi dijo...

so cooooool!AV,無碼,a片免費看,自拍貼圖,伊莉,微風論壇,成人聊天室,成人電影,成人文學,成人貼圖區,成人網站,一葉情貼圖片區,色情漫畫,言情小說,情色論壇,臺灣情色網,色情影片,色情,成人影城,080視訊聊天室,a片,A漫,h漫,麗的色遊戲,同志色教館,AV女優,SEX,咆哮小老鼠,85cc免費影片,正妹牆,ut聊天室,豆豆聊天室,聊天室,情色小說,aio,成人,微風成人,做愛,成人貼圖,18成人,嘟嘟成人網,aio交友愛情館,情色文學,色情小說,色情網站,情色,A片下載,嘟嘟情人色網,成人影片,成人圖片,成人文章,成人小說,成人漫畫,視訊聊天室,性愛/