07 octubre 2007

Friends will be friends

Nuestros amigos de La Contrarreforma han hecho un post elogioso sobre 150 monos. Así que, para devolverles el favor, armo este.

Hay que decir que no tenemos nada en común con ellos. Los muchachos -peleadores y punzantes- han cobrado una merecida fama en los últimos tiempos. Fueron linkeados por Maximiliano Tomas, por Omar Genovese y por algún otro que ahora no recuerdo. Alejandro Horowicz los invitó a su programa de radio; allí, una rezongona Elsa Drucaroff consideró que eran interlocutores válidos y se dedicó a lanzarles con cuanto diploma encontró a mano. Que la Drucaroff busque legitimarse de ese modo frente a ellos habla muy bien de la Contrarreforma.

Además ya tiene página web con dominio propio: miren acá. Van a encontrar "crítica cultural y rosca política", alguna puteada de un lector enfebrecido y la bravuconada flotante de Santiago Llach que, creyéndose el Tyson de las ediciones independientes, desafía a quien se le cruce a tirar unos guantes. Esperemos que no le muerda la oreja a nadie.

Deuda saldada.

2 comentarios:

contrarref. k dijo...

jajaja! Que grande che. A la generación de la democracia la educaron con pizza y champagne!

Las revistas independientes armarrosca sean unidas!

Anónimo dijo...

escuché ese programa, los chabones salvo tirar mierda no tenían nada que decir, no les tiraron diplomas,les recordaron que hablar no es gratis. Ménem ya fue.